Por qué Valentina Luján

Y aquí, despues de la ensalada y debería escribir un yogur de soja que para una vegetariana parece que queda más ecológico pero la verdad es que me comí quince bombones de licor pero no voy a escribirlo porque a nadie le importa; y con un cigarrillo encendido, que lo escribí así entendiendo que  queda más de mujer de mundo pero lo cierto y verdad es que no fumo aunque a quién le importa, es donde me encontré con una tal Alicia, Bermúdez por más señas, que debía de ser según se deduce la titular de por entonces y que la dedicó, así como que en homenaje o algo así, a Valentina Luján.

Y hasta ahí bien.